viernes, 25 de marzo de 2011

Jornadas Interculturales España - Marruecos

El Ayuntamiento de Torrijo del Campo y el Centro de Estudios de Jiloca, con el apoyo económico de ADRI Jiloca- Gallocanta y la colaboración de la Asociación de Amas de Casa de Torrijo del Campo y un grupo de voluntarias marroquíes, están organizando una Jornada Intercultural (España- Marruecos) para el próximo día 16 de Abril en la localidad de Torrijo del Campo.

Esta jornada estará abierta a todo el que quiera participar y pretende ser un punto de encuentro entre las gentes del Jiloca y los marroquíes que residen en la zona, con la finalidad de conocerse mutuamente y aprender sobre la cultura del otro.Durante la jornada se aprovechará para presentar los resultados del proyecto intercultural entre mujeres de la zona del Jiloca y mujeres de Kenitra (Marruecos) “La mujer como transmisora de cultura en el mundo rural” que el Centro de Estudios del Jiloca ha desarrollado a lo largo del año 2010 y que ha sido financiado por el Ministerio de Cultura y ADRI Jiloca-Gallocanta.

Programa jornada


 
A lo largo del día los participantes podrán disfrutar de conferencias, exposiciones, talleres, actuaciones musicales y otra serie de actividades, además de poder degustar platos tradicionales del Jiloca y de Marruecos.
Los organizadores esperan que la Jornada sea un día festivo y de convivencia donde los participantes puedan conocer mejor la cultura del Jiloca y la de Marruecos.
Para más información pueden ponerse en contacto con el Centro de Estudios del Jiloca.
Tfno: 978 73 06 45
Correo electrónico: secretaria@xiloca.com




Un centro para curar y aprender junto a la Laguna del Cañizar

Espacio de educación ambiental


Los animales que suelen atender desde CARADRIA
son en su mayoría aves adultas heridas o pollos. 

Lo han bautizado como CROA El Cañizar, y es algo más que un centro de interpretación, un espacio de educación ambiental o un lugar para la recuperación de la fauna silvestre. Este nuevo centro junto a la Laguna del Cañizar de Villarquemado que ayer se inauguró oficialmente es el fruto del trabajo de muchas personas que han dedicado su tiempo durante años a tratar de salvar animales salvajes heridos y a la conservación del medio ambiente.
El Centro de recuperación de fauna silvestre y observación ambiental - a eso responde el nombre de CROA - El Cañizar está promovido por la asociación CARADRIA y para su construcción se han invertido alrededor de 200.000 euros aportados a través del programa LEADER.

Con este espacio la asociación cuenta con un lugar acondicionado para realizar “los primeros auxilios” de animales salvajes heridos que llegan hasta ellos, realizando así un servicio de apoyo al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca en Zaragoza, que es el de referencia en Aragón, explicó el gestor del centro, Nicolás Ferrer.

Hasta el verano no está previsto que lleguen los primeros animales al centro ya que está pendiente terminar de acondicionar los espacios e incorporar otros como las jaulas para preparar a los animales para su liberación, tal y como apuntó Ferrer.


Sí que están en marcha ya las otras “patas” del centro, como son la atención a los visitantes de la Laguna y la educación ambiental. El centro está abierto durante los fines de semana y festivos de 12 a 14 horas y de 17 a 19 horas y allí se ofrece información a los visitantes sobre la Laguna del Cañizar, mientras se trabaja en poner en marcha servicios como visitas guiadas o recorridos en barca, entre otros. “Ya está viniendo gente a visitar la Laguna y vendrán más de países del norte de Europa donde hay muchos expertos en ornitología”, destacó Esther, colaboradora de la asociación.










martes, 22 de marzo de 2011

III Marcha senderista Comarca del Jiloca

video


Tras recorrer en ediciones anteriores zonas como Loscos, Piedrahita o Bea y Peracense y las Minas de Ojos negros; este año la marcha senderista recorre la zona de Luco de Jiloca, Burbáguena y Báguena.





Un trabajo para preservar los chopos cabeceros

Taller de empleo con 22 alumnos
Foto de familia de los alumnos del taller de empleo bajo unos chopos cabeceros en Pancrudo


















La Comarca Comunidad de Teruel y el Instituto Aragonés de Empleo han puesto en marcha un taller de empleo de especies arbóreas para formar a 22 alumnos en restauración ambiental con especial incidencia en las labores de preservación del chopo cabecero, Populus nigra. En estos meses de invierno, los alumnos están realizando labores de poda a los chopos cabeceros, antaño una popular labor hoy en día casi perdida en los municipios de los páramos turolenses. El taller de empleo persigue que se cree una sociedad entre el alumnado.

El consejero comarcal de medio ambiente de la Comunidad de Teruel y alcalde de Aguilar del Alfambra, Vicente San Francisco, explicó que el taller de empleo es de especies arbóreas en general, si bien se está poniendo especial atención al chopo cabecero por ser típico de las riberas del Pancrudo, Alfambra y Mijares, además del Jiloca.

En esta línea, Vicente San Francisco señaló que el taller de empleo va a realizar un inventario y censo de los chopos cabeceros de la Comarca de Teruel con una valoración del estado de conservación en el que se encuentra para posteriormente poder actuar. El consejero estimó que hay más de 20.000 árboles cabeceros en la Comarca Comunidad de Teruel, pero que su estado no es el idóneo al quedar abandonados en las últimas décadas.

 “Antes, al trasmochar los chopos se aprovechaban para forraje, leña y para las vigas de construcción, ahora lo poco que se hace es para leña”. Vicente San Francisco añadía que pese a la actual situación el chopo cabecero tiene futuro como madera para la biomasa o para los pelets y que entre los alumnos del taller de empleo bien pudieran surgir emprendedores, al enseñarles a podar y que crearan su propio trabajo.

El director del taller de empleo, Fran Lloris, reseñó que el taller se inició el pasado 15 noviembre y que estaba formado por 16 chicos y 6 chicas. “En estos meses de invierno se estaba aprovechando para formales en las técnicas de poda de un oficio casi perdido en el caso de los chopos cabeceros”.





martes, 15 de marzo de 2011

700 padrinos para la iglesia de Burbáguena

Este municipio del Jiloca no ceja en su empeño por salvar su iglesia. Primero amenazaron con dejar las listas municipales vacías y después se pusieron a buscar 'padrinos' para las piedras y tejas de su iglesia. Ahora confían en que en los próximos meses comiencen las obras de restauración.


Uno de los actos que se realizó en octubre en Burbáguena para promocionar la campaña "Apadrina una piedra".

La pérdida de cimentación en la iglesia de Burbáguena obligaba el pasado verano a tomar la decisión de cerrarla al culto ante el peligro que suponía acceder a su interior, por las grandes grietas que se habían abierto. Desde entonces vecinos y corporación municipal han alzado la voz por conseguir partidas económicas que permitieran llevar a cabo los trabajos necesarios de rehabilitación, con el fin de garantizar el futuro de este edificio que fue declarado Bien de Interés Cultural hace nueve años.

Además de la decisión adoptada en una asamblea vecinal de no presentar candidatos a las elecciones municipales -«si no hay iglesia no hay alcalde», se explica en la web- si no se daban soluciones, desde el Ayuntamiento de Burbáguena ponían en marcha una curiosa campaña de apadrinamiento. A través de la página web http://www.apadrinaunapiedra.com/ querían que la gente apadrinase piedras o tejas de la iglesia, a 20 euros la pieza, ayudando así a financiar las obras de rehabilitación. De esta forma, un pueblo de unos 350 habitantes ha sido capaz de movilizar a la ciudadanía y recaudar 15.000 euros a través de cerca de 700 apadrinamientos. Ahora la iniciativa continua con el objetivo de ir logrando el dinero que necesitan para ejecutar las mejoras de la iglesia.

A esa partida económica se suma otra que ya está asegurada, la de Ibercaja que está cifrada en 236.000 euros, y que permitirán que en los próximos meses de comienzo la primera fase de rehabilitación de la iglesia. La alcaldesa, Silvia Benedí, ha afirmado que en estos momentos están trabajando con los informes de los técnicos y una vez que Patrimonio dé los permisos comenzarán las obras. En este sentido confían en que el proceso sea rápido. De está forma podrán reabrir la iglesia al culto, sin peligro para nadie, después de estar treinta años luchando por conseguir mejoras y un edificio seguro.

Benedí sostiene que «habrá alcalde o alcaldesa la próxima legislatura pero siendo conscientes del límite al que había llegado la situación. Quien asuma la responsabilidad los próximos cuatro años tiene que seguir luchando para contar con más dinero».

Mientras se inicia la rehabilitación los vecinos seguirán asistiendo a los diversos oficios que tienen lugar en las dos residencias de ancianos de Burbáguena así como también a las misas que se celebran en la ermita ubicada bajo el ayuntamiento.